Una huelga general indefinida desde este lunes y una marcha de protesta desde Caracollo (Oruro) hacia La Paz, convocó para este lunes 10 de mayo la mayor organización sindical del país, la Central Obrera Boliviana.

La medida busca rechazar el incremento salarial propuesto por el gobierno de Evo Morales de un 5%, considerado insuficiente por los demandantes. Las autoridades dieron por cerrado el tema tras una serie de importantes incrementos salariales en los últimos años.

Si se llegara a realizar la huelga, sería la primera de carácter general durante el gobierno de Morales. El líder de la COB, Pedro Montes, indicó que a pesar de las movilizaciones, los sectores están abiertos al diálogo e insistió en instaurar una mesa de diálogo para encontrar una solución al conflicto, junto con plantear su aspiración a que se instauren comisiones negociadoras para tratar "varios temas" con el gobierno.

En este sentido, la asamblea dispuso la conformación de una comisión que tratará los temas de la Ley de Pensiones y salarios, la seguridad social, la Ley General del Trabajo y la reactivación del aparato productivo, sostuvo La Razón.

Mientras tanto, el Ejecutivo, a través del ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, dio por cerrado el tema del incremento salarial del 5% fijado para este año.

“Sobre las cuestiones salariales, como todos saben, nuestro punto de vista ha sido cerrado", declaró el secretario de estado.