Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que las relaciones diplomáticas con otros gobiernos deben llevarse con respeto, luego de los recientes roces que tuvo el vicepresidente colombiano, Germán Vargas Lleras, con el diputado oficialista venezolano Diosdado Cabello y con el mandatario del vecino país, Nicolás Maduro.

"Con respecto a las comunicaciones con el Gobierno venezolano: Yo siempre he dicho desde el principio, con cualquier gobierno deben las relaciones llevarse con respeto", afirmó el jefe de Estado durante un acto público.

La controversia se inició el pasado 25 de enero a raíz de unas declaraciones de Vargas Lleras en un acto público de entrega de viviendas gratis por parte del gobierno, en una región fronteriza cercana a Venezuela, en las que pidió a los locales que no dejaran "entrar a los 'venecos' (ciudadanos de Venezuela) por nada del mundo".

El vicepresidente colombiano confirmó luego que no utilizó el término "veneco" de manera despectiva.

A su turno, Maduro pidió que Vargas Lleras pidiera "perdón" a los ciudadanos de su país por el comentario que hizo y lo llamó "señorito oligarca".

Cabello tildó luego al vicepresidente colombiano como un "hijo del gran puto" durante un programa de televisión y Vargas Lleras le respondió diciendo que el diputado oficialista era un "patán" que lleva años "oprimiendo al pueblo venezolano".

Posteriormente, Vargas Lleras lamentó que la Cancillería colombiana no lo defendiera tras los insultos provenientes de Venezuela.

El actual vicepresidente colombiano tiene previsto renunciar a su cargo para postularse a las elecciones presidenciales del próximo año.