El electo alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Orrego, fue citado por el Tribunal Contencioso Administrativo en un proceso que se le adelanta por las presuntas irregularidades que cometió al momento de inscribirse como candidato a la alcaldía.

Petro estaría inhabilitado para ejercer una candidatura, ya que fue condenado por el delito de porte ilegal de armas, un acto considerado como no político.

Petro, fue demandado por el concejal de Bogotá, Orlando Parada, investigado por las irregularidades en la contratación.

El próximo miércoles 9 de noviembre se llevará a cabo en el Tribunal la audiencia de pacto de cumplimiento dentro de una acción popular en donde se determinará si se llega a un acuerdo para terminar con el trámite judicial o por si el contrario se continúa el proceso.

El concejal Parada demandó la inscripción de Petro Urrego, por considerar que estaba inhabilitado ya que el dirigente político fue condenado en el año 1985 por porte ilegal de armas por un juez penal militar y esta sentencia condenatoria lo inhabilitaba para poderse inscribir como candidato, como lo manifiesta la propia Constitución Política de Colombia.

Sin embargo, un dato curioso se presenta en este caso pues el proceso penal que se adelantó contra Petro Urrego, se encuentra extraviado y solo se conoce tres folios dentro de la minuta en dicho trámite judicial.