El director Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Valdés, confirmó que aún no se ha recibido ninguna solicitud oficial de la familia del máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias 'Alfonso Cano', para reclamar el cadáver que reposa en la morgue del instituto, a la espera de que se surtan los trámites para entregarlo.

"Hasta este momento ningún familiar de 'Alfonso Cano' se ha acercado a solicitar la entrega del cuerpo al Instituto (...) Una vez acrediten los requisitos que la Fiscalía solicita se procederá a la entrega inmediata", dijo Valdés al señalar que se solicitó seguridad adicional a las instalaciones de Medicina Legal, como medida preventiva, ante cualquier posible alteración al orden.

El funcionario explicó que para que la entrega se haga efectiva, se deberán surtir los trámites legales como el de establecer el parentesco real de quién o quiénes reclamen el cuerpo y que eso le corresponde a la Fiscalía General.

Guillermo León Sáenz, verdadero nombre del jefe máximo de las FARC, no padecía ninguna enfermedad grave y su cuerpo evidenciaba el deterioro normal de una persona de su edad.

El líder guerrillero cayó el viernes por la noche en un paraje montañoso entre las localidades caucanas de Suárez y Morales, cuando huía de una operación que había sido iniciada el mismo día por la mañana, con un bombardeo al campamento en el que se encontraba.

Cano, antropólogo de profesión, tenía una trayectoria de casi cuatro décadas en las FARC, de las que era jefe máximo desde mediados de 2008, tras la muerte, por causas naturales de Pedro Antonio Marín, 'Tirofijo', fundador y hasta entonces único comandante en jefe que había tenido esta guerrilla, en actividad desde 1964.

Marín falleció el 26 de marzo de 2008, casi octogenario, de una crisis cardiaca, según lo informado en su momento por el Secretariado (mando central) de las FARC.