El Gobierno de Colombia concedió refugio por 30 días a seis de los 33 magistrados juramentados en julio pasado por el Parlamento de Venezuela y quienes abandonaron su país después de que el presidente Nicolás Maduro ordenara su detención.

"Ayer nos otorgaron el refugio", dijo a la agencia Efe vía telefónica el magistrado Rafael Ortega, y detalló que también recibieron este beneficio sus colegas José Luis Rodríguez Piña, Rubén Carrillo, Gonzalo Oliveros, Gonzalo Álvarez y Evelyn D'Apollo.

Actuar según el Derecho Internacional. Al ser preguntado si esta decisión puede tener repercusiones en las ya tensas relaciones entre Colombia y Venezuela, señaló que Bogotá actúa siguiendo las directrices del derecho internacional. "No sé cómo lo tomará el Gobierno venezolano, lo cierto es que el Gobierno colombiano actúa según el Derecho Internacional cuando se trata de perseguidos políticos", añadió.

El pasado 21 de julio, la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, juramentó a 33 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, para sustituir a los que considera "ilegítimos", después de que en diciembre de 2015 la mayoría chavista en el Legislativo designó a decenas de jueces.

La decisión de diciembre de 2015 se produjo justo después de la holgada victoria opositora en las legislativas, el día 6, y antes de que traspasara el poder del Parlamento a la nueva mayoría. El 22 de julio, un día después de jurar el cargo, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvo al magistrado Ángel Zerpa. Posteriormente, el presidente venezolano anunció que los 33 juristas irán presos "uno por uno" y se les congelarían sus bienes y sus cuentas bancarias.