Tras la denuncia de El Espectador sobre varios congresistas colombianos salpicados en la investigación por malos manejos de la Dirección de Estupefacientes, los congresistas Hernán Andrade y Lucero Cortés respondieron frente al tema.

Al conocer que en el mencionado reporte de analistas de la Dijín se detalla que el empresario barranquillero Armanio Alberto Iglesias Flórez sería la cuota política del huilense Hernán Andrade en la DNE, el senador conservador negó estar relacionado con esa persona.

En un comunicado, Andrade respondió que es "no conozco, no he tenido trato alguno ni me consta ninguna actuación pública o privada de las personas mencionadas, presuntamente relacionadas con hechos irregulares en la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE)".

Además, anunció que se someterá a que sus actuaciones sean revisadas por todas las autoridades de control e investigación. "En los casos abiertos en mi contra o en los que he sido parte, declaro que siempre he contado con las debidas garantías procesales", agrega el comunicado.

A su turno, la representante Lucero Cortés negó que directamente o a través de terceros administre bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

En un comunicado, la congresista dijo que desconoce las fuentes de informaciones según las cuales el administrador de cinco carros y dos fincas incautadas a la mafia fue recomendado por ella ante la DNE.

"Estas afirmaciones carecen de toda veracidad porque en ningún momento como Congresista personalmente o a través de terceros, administro o he administrado en el pasado algún bien de esa entidad oficial. No tengo cuotas burocráticas en la DNE y tampoco personas de mi organización política han sido beneficiarias para administrar bienes de esa Entidad. Desconozco de donde provienen estas informaciones que carecen de toda veracidad", señaló Cortés Méndez.

La Representante a la Cámara aseguró que "le pido a las instancias pertinentes que investiguen la veracidad de esta información porque está de por medio mi buen nombre, mi labor como legisladora, mi prestigio como funcionaria pública y mi vida personal y familiar".

"Le estoy solicitando a esos organismos y a los medios de comunicación que se investigue a fondo estas informaciones. Estoy completamente dispuesta a acudir a esas instancias para que se haga completa claridad, porque aquí lo que se busca es afectarme en lo personal y en lo profesional", indicó la Congresista.