Bogotá. Luego de un Consejo de Ministros ampliado, que se adelantó durante todo este domingo en la Casa de Nariño, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, estimó que el costo de la tragedia por la ola invernal puede alcanzar los 10 billones de pesos (US$5.000 millones), ya que tan sólo en agricultura se han afectado 600 mil hectáreas.

"Por fortuna no podemos aún hablar de desabastecimiento de alimentos. Hay alimentos en todas las zonas del país", afirmó el mandatario, quien dijo que se harán esfuerzos para que los niños de las zonas afectadas terminen sus años escolares y que se controlen las epidemias y otros impactos en la salud que ha traído consigo la intensificación de las lluvias en todo el territorio nacional.

El mandatario no especificó cómo se buscarán o reasignarán los 10 billones de pesos que se necesitan para atenuar el impacto de la crisis que ha dejado el invierno. Por ahora, dijo que habrá una reasignación de 1 billón de pesos del Presupuesto General de la Nación y anunció nuevas medidas para los próximos días.

Las siguientes fueron las medidas anunciadas por la Presidencia de la República de Colombia al término del Consejo de Ministros.

Educación: El Jefe de Estado aseguró que el gobierno hará todos los esfuerzos necesarios para garantizar que los niños terminen sus años lectivos, para lo que se autorizó -de ser necesario- la implementación de dobles jornadas y tomar los primeros meses de 2011, para terminar los estudios.

"No queremos que ni un solo niño, ni un solo niño, por cuenta del invierno, no termine su año lectivo", aseguró el presidente Santos.

Cifras del Gobierno Nacional reportan que a la fecha 320 mil niños han tenido que suspender sus jornadas escolares, por cuenta de que las lluvias inundaron los planteles educativos o éstos se están usando por fuerza mayor como albergues.

Salud: Por las inundaciones este año se han notificado 3 mil 705 casos de mordeduras de serpientes, lo que ha causado la muerte a 27 personas, por lo que el pleno de Ministros decidió tomar medidas concretas que frenen esos decesos.

El gobierno adelantará campañas de prevención de epidemias y de enfermedades por culpa del invierno. Habrá un grupo de apoyo complementario en materia de medicamentos, de insumos, de sueros, de suero antiofídico, para las mordeduras de culebras, para que toda la población damnificada tenga la oferta más amplia posible de estas ayudas.

Adicionalmente el gobierno destinará recursos para subsidiar a las personas que están alojadas en albergues provisionales, a fin de que encuentren opciones distintas a esos lugares y poder prevenir así inconvenientes de salud pública y ocupación de colegios.

Recursos: Por decreto se realizarán traslados presupuestales de 2010, por un monto de un billón de pesos, destinados a fortalecer el fondo de calamidades.

El presidente Santos reveló que fueron convocadas tres firmas de auditores internacionales, las cuales ya aceptaron ser garantes y supervisores del manejo de los recursos, que se están destinando para atender la emergencia en lo que se ha llamado "Colombia Humanitaria". La Contraloría y la Procuraduría también acompañarán el proceso.

"Nos vamos a reunir esta semana con la Contralora y con el Procurador y con todo el Consejo de Ministros, para establecer los procedimientos que sean necesarios para dar seguridad absoluta a los colombianos, sobre la forma que se van a invertir estos recursos", subrayó el jefe de Estado.

Otras acciones: Santos también reveló que los ministros y altos consejeros serán los delegados del Presidente de la República en los departamentos afectados por el invierno, para que cumplan un papel de facilitadores y apoyen a los gobernadores en atención y coordinación de la emergencia.

"La idea no es que vayan a reemplazar a los gobernadores ni a los alcaldes, no. La idea es que sirvan de facilitadores y de apoyo a los gobernadores y a los alcaldes en la coordinación de esta emergencia. Coordinadores entre los gobiernos departamentales y municipales y el Gobierno Nacional", agregó.

Así mismo, los Ministros van a promover la campaña para que los empleados públicos donen un día de salario.

Por último, el Presidente anunció que en los próximos días, el Gobierno Nacional expedirá una serie de decretos y adoptará nuevas medidas para atender la emergencia.