Bogotá. Luego de que el representante del Comité Internacional de la Cruz Roja, Christophe Beney, asegurara que podrían intentarse una nueva misión humanitaria este martes. El gobierno informó a través de un comunicado que no es cierto que haya autorizado la reanudación de algún operativo para la liberación de secuestrados.

"El gobierno nacional está a la espera de reunirse con el Comité Internacional de la Cruz Roja para recibir toda la información de lo sucedido en la jornada de ayer (domingo) y sólo después de eso se tomará una decisión con respecto a los operativos de liberación", dice el comunicado de Casa de Nariño.

No obstante el malestar del gobierno respecto a la fallida operación de entrega del militar y el policía que debían ser liberados este domingo en el sur del Tolima, Beney había afirmado que este martes a las 6:00 a.m. podría ponerse en marcha el operativo para liberar al mayor Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel.

En diálogo con Caracol Radio, Beney, afirmó que el gobierno había dado vía libre a la misión humanitaria para intentar una nueva acción dentro de los protocolos de seguridad.

Eso significa, dijo, que este lunes en la tarde debían suspenderse las acciones militares en alguna zona del departamento del Cauca, aún por definir, para comenzar el martes temprano una nueva misión de rescate.

El último pronunciamiento oficial de la Casa Nariño, antes de rectificar a Beney, se conoció este domingo cuando el facilitador Eduardo Pizarro lamentó que las FARC hubiesen entregado unas coordenadas erróneas del lugar en donde serían entregados Solórzano y Sanmiguel.

Sin embargo, este lunes el vicepresidente Angelino Garzón dijo en La FM que las FARC deberían dejar a los uniformados antes mencionados “en cualquier vereda”, sin referirse a si eso significa la aprobación o no del gobierno para el nuevo operativo.

Se espera que en el transcurso del día haya un pronunciamiento oficial del gobierno.