Como ya es habitual, el abogado Jaime Araújo Rentería le hizo fuertes cuestionamientos en materia de independencia y transparencia procesal al procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado, en el proceso que se adelanta en contra del senador Iván Moreno Rojas por el llamado carrusel de la contratación.

Araújo aseguró que el jefe del ministerio Público “prostituyó el proceso disciplinario” que se adelanta contra del senador del Polo Democrático por su presunta solicitud de multimillonarias comisiones para beneficiarlos en la entrega de contratos en Bogotá.

“Los funcionarios de la Procuraduría mantuvieron contacto con los Nule y con sus abogados en este proceso, amañando testigos para que acusaran sin pruebas a mis jueces”, precisó el abogado.

Igualmente le solicitó al Procurador General “que mantenga su imparcialidad de frente al proceso”, cuestionando el hecho de que Ordóñez Maldonado estaría buscando su reelección al tomar una decisión en contra del congresista.

Las declaraciones de Araujo se produjeron en el marco de la presentación de alegatos de conclusión en el proceso disciplinario que se adelanta contra su cliente.

El proceso implicó la suspensión por 12 meses del hermano del congresista Iván Moreno Rojas, el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.

En la diligencia judicial registrada el pasado 15 de noviembre,el jurista anexó 84 folios de sentencias judiciales del estado de la Florida, Estados Unidos, contra el denominado testigo estrella del carrusel, Alejando Botero donde se muestra su situación judicial por la cual fue deportado a Colombia.

En el juicio, que duró más de seis meses, se escucharon más de 50 testimonios, entre los que se destacaron el del ahora electo alcalde de Bogotá, Gustavo Petro; el ex subdirector jurídico del IDU, Inocencio Meléndez, y el de un grupo de contratistas y funcionarios del Distrito.

El abogado Álvaro Araujo, ha manifestado en repetidas oportunidades que su intervención final podría durar más de tres días y no se descarta contar con la presencia del congresista, quien ya fue llamado a juicio por la Corte Suprema de Justicia por este caso.

Terminada esta fase, el Procurador General se apresta a tomar una determinación sancionatoria o absolutoria en el proceso por uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia del país, y por el cual ya fue suspendido por 12 meses el hermano del congresista, el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.