Bogotá. A más de 100 habría ascendido la cifra de indígenas asesinados en lo que va corrido del año, afirmó el secretario General de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, Luis Fernando Arias.

El líder aborigen denunció un recrudecimiento de la victimización de estas comunidades en el suroccidente colombiano por acción de grupos armados ilegales y precisó que, en su concepto, la militarización termina generándoles mayores padecimientos, más que soluciones.

“La situación sigue siendo compleja en el departamento del Cauca, de Nariño y nos preocupa porque el conflicto armado hoy se está desarrollando en nuestros territorios (…) La presencia (del Estado) ha sido una presencia militar, pero, desde luego, la militarización lo que genera es mucho más vulnerabilidad”, manifestó.

Según Arias, este fenómeno obedece a intereses geopolíticos de los actores del conflicto que buscan hacerse al control de los territorios en los que habitan los aborígenes, por considerarlos estratégicos en su propósito de vencer a su oponente.

El líder indígena celebró la determinación de un Juez Penal Especializado de Tumaco, Nariño, de declarar penalmente responsables a tres de los integrantes de la banda ‘Los cucarachos’ que participaron en la masacre de 12 indígenas awá, en la que murieron algunos menores de edad, incluido un bebé, y que fue perpetrada en agosto de 2009.