El gerente del Fondo Nacional de Calamidades, Everardo Murillo, confirmó este miércoles que el gobierno colombiano tiene listo un billón de pesos (US$521 millones) para desembolsar a gobernadores y alcaldes de las zonas del país más afectadas por la ola invernal.

“Hoy les hemos pedido a todos los gobernadores que contesten una solicitud que hicimos anoche a nombre de la junta directiva pidiéndoles que nos den el censo de damnificados estimado para que, con esa información, mañana procedamos a darle giros las gobernaciones y a los alcaldes de capitales”, sostuvo Murillo.

Agregó que con este censo estimado de damnificados se entregarán los recursos que se invertirán en ayudas humanitarias en alimentos, arriendos para las familias que lo necesiten, construcción de albergues y apoyo en salud.

De igual manera, el directivo hizo un llamado a los damnificados para que ellos mismos sean veedores de este proceso.

“Deben ustedes mismos controlar esos alimentos, deben asegurarse que los están entregando por parte de la gobernación y las gobernaciones a las alcaldías, porque tienen que llegarle en cantidad suficiente y por el tiempo necesario. Es la orden del Presidente y para eso los recursos empiezan a girarse lo más pronto posible en la medida en que los gobernadores nos registren información”, puntualizó.

Por último, Murillo dijo que el ministerio de Hacienda confirmó que se tienen disponibles hasta cinco billones de pesos para que se cumpla a cabalidad con el desarrollo de las etapas de emergencia y rehabilitación.