Bogotá. Colombia expresó este viernes su preocupación por la ley migratoria de Arizona, Estados Unidos, contra los inmigrantes ilegales y dijo que lesiona la confianza entre ciudadanos y autoridades.

La mayoría de colombianos que residen en el exterior, alrededor de 4 millones, se encuentran en Estados Unidos, el principal socio comercial del país sudamericano y el más importante aliado en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales como la guerrilla izquierdista.

"Colombia reconoce el derecho soberano de todos los países para decidir las políticas públicas a aplicarse en su territorio, sin embargo, está convencida de que no se debe lesionar la confianza mutua entre ciudadanos y autoridades por medidas que resultan excluyentes", dijo un comunicado de la cancillería.

Se estima que 10,8 millones de personas residen ilegalmente en Estados Unidos.

En los últimos días han aumentado las protestas contra la ofensiva de Arizona contra los inmigrantes ilegales.

La cantante y compositora colombiana Shakira se declaró en contra de la medida por considerarla discriminatoria contra los latinos y viajó a ese Estado para apoyar la protesta.

Quienes están a favor y en contra de la ley inmigratoria de Arizona atribuyen la legislación del estado al fracaso de Washington para contener el flujo de inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos.

La medida, que se hizo ley el 23 de abril, convierte en crimen estatal permanecer en Arizona ilegalmente y da atribuciones a las policías estatal y local para determinar el estatus inmigratorio de una persona si hay una "sospecha razonable" de que está en Estados Unidos ilegalmente.

Republicanos que apoyan la ley dicen que es necesaria para controlar el delito en el estado, donde se encuentran unos 460.000 inmigrantes ilegales y que es un importante corredor para el tráfico de drogas e inmigrantes desde México.

Los críticos sostienen que la ley abre la posibilidad a la discriminación racial.

Aunque las encuestas muestran un amplio apoyo para la ley en Arizona, tanto en el estado como a nivel nacional, provocó protestas entre latinos, activistas de derechos civiles y dirigentes sindicales.

"La Misión de Colombia en los Estados Unidos y sus consulados estarán prestos a atender cualquier situación que se presente con los connacionales que residen en dicho Estado", dijo la cancillería colombiana que no informó cuántos nacionales residen en ese estado.