El Ejército Nacional de Colombia pedirá perdón público a los niños del país por la violación y asesinato de los niños de Tame (Arauca).

Así lo confirmó la senadora Gilma Jiménez, tras un encuentro con el comandante del Ejército, el general Alejandro Navas.

"Se hará un ceremonia especial donde le pedirán perdón no sólo a las familias de los niños de Tame, sino a la totalidad de los niños de Colombia", señaló la legisladora.

Según ella, se debe reconocer que en las filas del Ejército "un hampón se infiltró y se disfrazó de uniformado siendo un canalla violador".

De otro lado, la senadora le propuso al general Navas que dentro del Ejército se creen equipos de inteligencia y contrainteligencia que detecten a los violadores y asesinos de niños.

Gilma Jiménez es reconocida por su lucha incansable por la prisión perpetua para los violadores de menores de edad.

Actualmente, por su presunta responsabilidad en los homicidios de los tres menores de Temblador, jurisdicción de Tame, Arauca, fue cobijado con medida de aseguramiento (arresto domiciliario) el subteniente del Ejército, Raúl Muñoz Linares.

El fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (DIH), a cargo del proceso, le dictó cargos por homicidio agravado, acceso carnal violento, y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Al parecer, el oficial accedió carnalmente a una pequeña de 13 años de edad el dos de octubre pasado, según lo informó la Fiscalía General de la Nación.

Además, se presume que participó en los hechos que derivaron en el asesinato de la menor Yenni Torres Jaimes, sepultada junto a sus hermanos Jimmy Ferney, de 9 años; y Jeffferson Yovani, de 6.