Bogotá. Colombia mostró videos e información que prueban que varios líderes de las guerrillas izquierdistas de las FARC y el ELN se encuentran en Venezuela, en el más reciente episodio de tensión de las deterioradas relaciones entre los dos países.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, enfatizó que "la permanente tolerancia" de la presencia de los rebeldes en territorio venezolano representa una amenaza a la seguridad nacional de Colombia.

"El día de hoy, en este instante están ocurriendo reuniones del terrorista Iván Márquez con otros terroristas de las FARC y aspiramos que hoy mismo se confirme esa realidad en territorio venezolano", dijo Silva a periodistas en Bogotá, tras precisar que las pruebas fueron obtenidas por inteligencia realizada por guerrilleros desmovilizados.

El anuncio se presenta a menos de un mes de que se posesione el nuevo gobierno del presidente electo Juan Manuel Santos, el próximo siete de agosto, ceremonia a la que fue invitado el mandatario venezolano Hugo Chávez, aunque él no ha confirmado su presencia.

Según la Presidencia de Colombia, entre los líderes rebeldes que se encuentran en el vecino país están alias "Iván Márquez"; Rodrigo Granda, alias "Ricardo"; Timoleón Jiménez, alias "Timochenko"; y Germán Briceño, alias "Grannobles", pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), precisó.

En tanto, del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se encuentra Carlos Marín Guarín, alias "Pablito", agregó la Presidencia.

Difícil relaciones. Iván Márquez" es uno de los siete integrantes del secretariado de las FARC, el órgano de dirección política y militar de ese grupo rebelde, y hace más de dos años apareció en Caracas en compañía de Chávez durante el trámite para liberar a un grupo de rehenes.

Rodrigo Granda -considerado el canciller de las FARC- fue capturado hace varios años en Venezuela por autoridades colombianas y tiempo después fue puesto en libertad por el gobierno de Uribe para que realizara gestiones que llevaran a la liberación de la franco-colombiana Ingrid Betancourt y otros secuestrados, que nunca se concretaron.

"Tenemos videos e información de inteligencia altamente delicada que lo confirman entregada por desmovilizados plenamente identificados, que en los próximos días algunos de ellos han aceptado hablarle a los medios", aseguró Silva.

Silva, por instrucción del presidente Álvaro Uribe, invitó en la sede del ministerio a algunos directores de medios de comunicación ante los que mostró fotos y videos de inteligencia y la ubicación actual y exacta de los guerrilleros, dijo el codirector del noticiero Caracol TV, Darío Patiño.

Patiño dijo en la emisión nocturna del informativo que según las pruebas, a las que llamó "altamente sensibles para la seguridad nacional", Márquez se encuentra en el llamado "campamento bolivariano", en territorio venezolano y a 23 kilómetros de la frontera con Colombia.

En medio del campamento se encuentra un busto de madera del extinto líder de las FARC, Manuel Marulanda alias "Tirofijo" y en el video, de junio pasado, se muestra a Márquez fumando tabaco y siempre acompañado de dos perros "french puddle".

"En un momento se muestra a Márquez hablando de alguien de apellido Maduro, como refiriéndose a alguien que les ayuda a unos trámites y los organismos de inteligencia deducen que podría ser el canciller Nicolás Maduro", agregó Patiño, quien dijo que los videos fueron hechos por rebeldes desmovilizados.

"El presidente Uribe está preocupado de que en este ambiente de acercamiento con Venezuela se desconozcan las realidades y no quiere irse de la presidencia sin dejar en claro que la presencia de las FARC en Venezuela fue la causa real del deterioro de las relaciones", dijo Patiño citando a Silva.

De acuerdo con el periodista, en Venezuela está la base de cuatro frentes guerrilleros de las FARC y el ELN, una escuela de fuerzas especiales, y otra de comunicaciones e ideologías.

Relaciones bilaterales. Las FARC son el mayor grupo guerrillero que opera en Colombia y es considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Silva aspiró a que con la información se genere una reacción y un debate público en busca de una normalización de las relaciones entre los dos países.

Venezuela mantiene congeladas las relaciones con Colombia, con la que comparte una frontera terrestre de más de 2.200 kilómetros, como retaliación de Chávez a la firma de un acuerdo militar entre Bogotá y Washington el año pasado, que ve como una "amenaza" a la seguridad de su país.

"El propósito de entregarle esta información a la opinión pública (...) es ratificar que la situación que ha explicado el deterioro de las relaciones entre Colombia y Venezuela, que es el continuado y la permanente tolerancia a la presencia de terroristas en ese país sin duda representa una amenaza a la seguridad nacional de Colombia", dijo Silva.

"Ese es un obstáculo que ojalá se supere", concluyó.

La disputa diplomática y comercial de Bogotá y Caracas es catalogada como la peor desde 1987, cuando los dos países estuvieron al borde de una guerra luego de que un barco de combate colombiano fue interceptado por la Armada venezolana en una zona marítima en disputa limítrofe.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe había alertado que los guerrilleros se ocultaban en territorio venezolano, huyendo de la arremetida de las Fuerzas Armadas que los mantiene replegados en la selva y las montañas del país.

Igualmente, el entonces senador y miembro de la coalición política de Uribe, Germán Vargas, presentó en el Congreso fotografías y pruebas de que líderes rebeldes se esconden en campamentos en Venezuela, muy cerca a la frontera nororiental binacional, y que desde allí ordenan cometer ataques contra las Fuerzas Armadas colombianas.

Chávez ha rechazado en el pasado su vínculo con las guerrillas izquierdistas que combaten contra el estado colombiano desde hace más de cuatro décadas en un conflicto que deja miles de muertos al año.