Bogotá. El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, almirante Edgar Cely, envió un mensaje de esperanza al sargento del Ejército, Libio José Martínez, quien hoy se convirtió en el militar que más tiempo lleva en poder de las FARC, al completar 13 años como rehén.

"Le enviamos nuestro saludo y mensaje de esperanza, que de alguna manera vamos a hacer lo que sea necesario para volverlo a traerlo al seno de su familia", puntualizó Cely al señalar que las Fuerzas Militares trabajan a diario por la liberación de cada uno de los colombianos que permanecen en la selva.

"Ningún secuestrado se nos ha olvidado y tampoco sus familias, estamos permanentemente pensando en ellos, viendo cómo podemos hacer las cosas para su rescate, como sucedió en ‘Jaque' y ‘Camaleón' para poderlos traer a casa", dijo.

El alto oficial señaló además que están a la espera de que las FARC entreguen las coordenadas para la liberación del mayor de la Policía Guillermo Solórzano, el cabo del Ejército Salín Sanmiguel, el infante de Marina, Henry López Martínez, Marcos Vaquero y Armando Acuña.

"Como lo dijo el señor presidente, estamos a la espera de las coordenadas para que se realicen las liberaciones (...) habrá total colaboración en lo que sea necesario y no habrá ningún tipo de obstaculización", explicó.

El sargento Martínez fue secuestrado por las FARC en una sangrienta toma a la base militar de Patascoy, en el departamento de Nariño, el 21 de diciembre de 1997.

En el ataque comandado por alias Joaquín Gómez participaron cinco frentes del Bloque sur de las FARC. Se trató que quince minutos de horror, según narran los sobrevivientes, 16 de los cuales estuvieron secuestrados y posteriormente fueron liberados.