El presidente Juan Manuel Santos destacó el importante papel de la política exterior en el desarrollo del país y subrayó que una de las principales metas del gobierno es posicionar a Colombia en los distintos escenarios internacionales.

Así lo manifestó el Jefe de Estado este lunes al concluir la jornada de Diálogos de Gestión con los funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores, encabezados por la Canciller María Ángela Holguín.

“Cada vez más, lo que sucede en el exterior tiene repercusiones internas y viceversa. Por eso cada vez más la política exterior va a ser más importante”, dijo el presidente Santos al agradecer la labor realizada por la cancillería en los primeros siete meses de gobierno, y por su efectiva ayuda en el restablecimiento de las relaciones en la región.

En ese sentido, el Jefe de Estado destacó que en materia de relaciones con los países vecinos se ha observado una importante evolución, trabajo que tendrá continuidad durante este cuatrienio, sin excluir a ninguna nación de la región y del mundo.

“Tener buenas relaciones con nuestros vecinos, buenas relaciones en la región, mantener las magníficas relaciones que hemos tenido con los Estados Unidos”, es el propósito del gobierno, señaló el Presidente Santos.

Aclaró que dicha política permite que Colombia sea un jugador importante dentro del panorama regional.

El mandatario indicó que, como parte de esta estrategia, se encuentra la necesidad de fortalecer las relaciones con subregiones como el Caribe, que es de vital importancia para el desarrollo económico y comercial del país. Además resaltó la potencialidad de las relaciones con Centroamérica, México y el sur de la región.

Finalmente, el presidente Santos indicó que es necesario fortalecer el desarrollo en las zonas de frontera, labor que ha iniciado el ministerio de Relaciones Exteriores en estos meses.

Señaló que dicha política “coincide esta labor con la reforma a las regalías en donde las fronteras van a salir muy beneficiadas” y manifestó que es importante que se desarrollen los planes para las zonas de frontera, para que coincida la disponibilidad de los recursos con los proyectos por desarrollar.