Ante la Sala Pena de la Corte Suprema de Justicia, el ex congresista Iván Moreno Rojas aseguró que no tuvo ningún tipo de contacto ni de tipo personal ni comercial con los integrantes del llamado Grupo Nule.

En su intervención ante los magistrados, el exsenador del Polo Democrático, fue reiterativo en señalar que conoció a Miguel Nule en una Sala VIP del Aeropuerto Eldorado de Bogotá y que dicho encuentro se resume solamente en un saludo formal y no más.

Moreno Rojas, señaló que dicho encuentro se presentó en el año 2009, y que casualmente en la misma Sala VIP se lo encontró siete meses después, en el año 2010, sin embargo en dicha oportunidad tuvo una conversación con el empresario que solamente duró uno o dos minutos.

“No tengo ningún trato personal, ni comercial, ni de ninguna naturaleza con él. Lo conocí circunstancialmente en una zona del aeropuerto El Dorado de Bogotá de manera informal, pero no tengo amistad con él. Solamente lo conozco, prácticamente estuve hablado con él uno o dos minutos”, precisó.

Igualmente señaló que solamente tuvo contacto con Manuel y Guido Nule en una oportunidad en el consulado de Miami, pero en esa oportunidad solamente se saludó con ellos de manera protocolaria.

El ex congresista se encuentra privado de su libertad desde el 28 de abril de 2011, recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.

En el caso de Mauricio Galofre, principal socio de los primos Nule en la mayoría de sus empresas, indicó que solamente lo conoce por lo publicado en los medios de comunicación, en los cuales se indica que era el principal responsable de falsificar la mayoría de los documentos para que los Nule pudieran participar en los procesos de licitación para contratos viales en la capital de la República.

“Es cuñado del señor Manuel Nule, sé que es una persona que prácticamente era encargada de las partes de las licitaciones”, precisó Moreno Rojas ante los cuestionamientos del magistrado de la Sala Penal.

Iván Moreno Rojas es investigado por la Corte Suprema por presuntamente haber hecho parte del grupo de personas que solicitaron comisiones a un grupo de contratistas para la favorecerlos en la licitaciones viales en Bogotá, entre los que se destacan la Fase III de Transmilenio y el manejo de dos estaciones de gasolina de la doble calzada Bogotá-Girardot.

El ex congresista investigado por los delitos de concierto para delinquir, concusión, tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Por estos hechos Moreno Rojas fue destituido e inhabilitado en el ejercicio de funciones públicas durante 20 años por decisión de la Procuraduría General de la Nación.

El ex congresista se encuentra privado de su libertad desde el 28 de abril de 2011, recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.