La Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia advirtió que actualmente vive una carencia presupuestal para adelantar con efectividad las elecciones regionales y locales de octubre.

Elespectador.com conoció que son más de $550.000 millones (US$287,2 millones) los que necesita esa entidad para adelantar los próximos comicios.

Aunque a finales de 2010, en carta enviada al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, el registrador Carlos Ariel Sánchez alertó sobre el faltante de $542.342 millones, sólo recibió algo más de $200 mil (US$104,4 millones) al iniciar el año en curso.

Al ajustar el presupuesto a las nuevas disposiciones que para las elecciones fijó la reforma política aprobada en el Congreso, la Organización Electoral requiere más de $200 mil para las elecciones. Esto quiere decir que con el dinero entregado prácticamente quedaron en igual situación.

Situaciones como la identificación biométrica de los sufragantes, el voto electrónico, la inscripción automatizada de las cédulas de ciudadanía, y todo lo que antes era sólo ideas pero están incluidas en la reforma, no fueron analizadas en el presupuesto para la Registraduría.

Entre los recursos faltantes están:
$350.000 millones para voto electrónico y medidas de transparencia.

$108.000 millones (US$56,4 millones) para el alquiler de estaciones biométricas de control de la identidad de los sufragantes a partir de su huella dactilar, para evitar el fraude por suplantación. Una estación cada cuatro mesas de votación en 10.000 puestos de votación.

$5.000 millones para arrendamiento de equipos automatizados para la captura de huellas en la inscripción de cédulas.

$39.692 millones para ajustes por aumento del censo electoral, que incluye aumento en el número de mesas y en el transporte del kit electoral.