Las FARC y el ELN anunciaron este viernes el cese unilateral al fuego desde el 20 al 28 de mayo en Colombia para el normal desarrollo de los comicios presidenciales que se celebrarán el 25 de este mes.

La declaración la dio en La Habana, Cuba, el delegado de las FARC, Pablo Catatumbo, que calificó al anuncio de "gesto" y "una luz de esperanza".

"Ordenamos a nuestras unidades cesar cualquier acción militar ofensiva contra las Fueras Armadas del Estado o la infraestructura económica a partir de las 00 horas del martes 20 de mayo hasta las 24 horas del miércoles 28 de mayo", dijo el delegado de las Farc, antes de iniciar una nueva jornada de conversaciones con la delegación del Gobierno.

"La insurgencia no cree en el régimen electoral colombiano (...), sin embargo consideramos que un clamor nacional merece ser atendido", expresó Catatumbo al explicar la decisión.

"Además, lo hacemos como luz de esperanza para un cese del fuego bilateral", agregó.

Dijo que la tregua fue acordada por los comandantes máximos de ambas guerrillas, Nicolás Rodríguez del ELN y Timoleón Jiménez de las FARC, que lleva adelante un diálogo de paz con el Gobierno en La Habana desde noviembre de 2012 para acabar un conflicto armado de medio siglo.

El presidente Juan Manuel Santos, quien busca un nuevo periodo de cuatro años en las elecciones del 25 de mayo, se ha negado a sumarse a las treguas unilaterales ordenadas por las Farc, a fines de 2012 y a fines de 2013, aduciendo que la guerrilla usaría un cese del fuego bilateral para fortalecerse militarmente.

El presidente Juan Manuel Santos, quien aspira a la reelección, habló en la noche de este jueves en un acto de Gobierno en la ciudad caribeña de Santa Marta, en el que no hizo referencias a la posibilidad de hacer una pausa en los diálogos.

Santos, por el contrario, defendió el proceso de paz con las FARC, que comenzó en noviembre de 2012, y dijo que quiere sacar del camino la violencia que ha significado el mayor obstáculo y el mayor freno para el país durante medio siglo.

"Cincuenta años de matarnos los unos a los otros. Quiero acabar con ese conflicto interno y quiero la paz para toda Colombia", manifestó el presidente, quien criticó a lo que llamó "un puñado de gente, representantes de esa extrema derecha" que se oponen a una salida negociada al conflicto.

Las negociaciones de paz ya han producidos dos acuerdos en los puntos de tierras y participación política y actualmente la partes negocian el tercero, dedicado al problema de las drogas ilícitas y el narcotráfico, punto sobre el cual han indicado que están a unos párrafos de llegar al cierre.

El actual ciclo de negociaciones en la capital cubana comenzó el pasado lunes y está previsto que concluya el 22 de este mes, tres días antes de las elecciones presidenciales.

* Con información de El Espectador de Colombia, EFE y CNN.