Bogotá. La Procuraduría inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos al ex legislador, Alfonso Riaño, por sus comprobados vínculos con grupos paramilitares que lo ayudaron a llegar al Congreso en las elecciones de 2006, informó hoy la fiscalía.

El ex integrante de la Cámara de Representantes fue sancionado por el ministerio Público por obtener beneficios electorales y políticos de los grupos paramilitares, gracias a quienes obtuvo en 2006 una banca en el Congreso en representación del departamento de Santander (noreste).

"Está demostrado que el señor Alfonso Riaño y varios líderes paramilitares que integraban el Bloque Magdalena Medio sostuvieron una relación personal motivada en los intereses particulares que cada uno de ellos perseguía", señaló la Procuraduría.

Asimismo, indica que se comprobaron diversos encuentros y reuniones en los que participaron Riaño y jefes paramilitares.

"Recibió favorecimientos económicos y electorales de una organización que delinque, cuyos cabecillas se encuentran recluidos por ese mismo motivo y sometidos a un proceso de negociación, comprometiéndose en contraprestación sus pretensiones para lo que debía valerse de su investidura de congresista", agregó.

Riaño quedó en libertad a principios de marzo de 2012, luego de pagar con buen comportamiento y trabajo una parte de la condena a 7 años y 6 meses impuesta en 2008 por la Corte Suprema de Justicia por sus vínculos con grupos paramilitares.

Cerca de un centenar de congresistas y aliados del ex presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010) han sido condenados o investigados por sus nexos con grupos paramilitares.

Algunos de esos legisladores y paramilitares han denunciado ante la justicia que esos grupos ultraderechistas también favorecieron la campaña presidencial de Uribe.