Durante cuatro días en Colombia, dos comandos contraguerrilla apoyados por 200 hombres de la Fuerza de Despliegue Rápido FUDRA, llevaron la Navidad a las selvas de la Serranía de La Macarena, como regalo para los guerrilleros de las Farc.

Los militares se infiltraron en la selva y en uno de los más importantes corredores de abastecimiento de las Farc, seleccionaron un árbol de más de 25 metros de altura, lo adornaron con luces navideñas y le dejaron un mensaje a los guerrilleros para que en esta época de celebración decidan dejar las armas y busquen el camino a la desmovilización.

La operación planeada y ejecutada desde el Fuerte Militar de La Macarena, requirió de la utilización de dos helicópteros Black Hawk y 2.000 luces navideñas que se activan con un mecanismo especial que detecta el movimiento de las personas.

Con la denominada operación Navidad, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, invitan a los guerrilleros a recuperar su libertad.

Gracias al éxito de la operación, el Comando General de las Fuerzas Militares ordenó multiplicar ésta iniciativa del Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado llamada "Desmovilícese en navidad todo es posible", con otros nueve árboles de navidad que se seleccionaron en diferentes regiones del país.

En lo corrido del año, 2.411 integrantes de los grupos armados ilegales se han acogido al Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado, de los cuales 126 pertenecientes a las Farc y 14 del Eln, lo han hecho en ésta época navideña.