Bogotá. El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, les dijo a los camioneros que mantienen una movilización gremial, que no han cumplido con el compromisos de levantar los bloqueos en Bogotá y otras ciudades, según lo habían acordado con él y el ministro de Transporte.

Por su parte, el secretario de la Asociación Colombiano de Camioneros, Ricardo Virviescas, dijo que el ministro de Transporte Germán Cardona no ha querido firmar ese documento en el que aparece su firma y la del vicepresidente Garzón y que por eso no han levantado los bloqueos. Según aseguró el presidente de la Asociación de Camioneros, Pedro Aguilar, el ministro les dijo que solamente hasta el viernes lo firmaría y por eso no ha habido un avance.

Sin embargo, acordaron reunirse este jueves en la vicepresidencia de la República para tratar de llegar a un acuerdo definitivo.

Luego de la reunión que sostuvieron este miércoles en la noche Pedro Aguilar y Ricardo Virviescas, representantes del sector camionero, con el ministro de Transporte, Germán Cardona, se había llegado a la conclusión de que si bien no había un acuerdo para levantar el paro de propietarios de camiones, al menos se despejarían los bloqueos en las vías, que desde el lunes pasado tienen colapsado el suroccidente de Bogotá.

Aguilar intentó hablar con los camioneros que mantenían bloqueada la avenida ciudad de Cali con Avenida las Américas, en el sector de El Tintal, donde decenas de personas están desesperadas de estar encerrados y caminando varios kilómetros para salir del atasco en la zona, pero lo dicho por el líder gremial fue insuficiente para los manifestantes.

Por el contrario, a los transportadores no les pareció la medida y en cambio pidieron más apoyo y respaldo a sus líderes del gremio de transportadores.

De esa forma lo acordado con el ministro Cardona se fue al piso y comenzó una nueva marcha en el sector El Tintal, a la cual incluso se sumaron algunos taxistas de la ciudad con un ‘plan tortuga’.

Los camioneros realizan desde hace 14 días una huelga en demanda de que se congele un decreto que elimina el sistema de pago de tarifa única por fletes y que permitiría fijar esos precios en relación con la oferta y la demanda.

Camiones de carga pesada se encuentran apostados en el ingreso suroccidental de Bogotá desde hace más de 48 horas, lo que ha provocado fuerte congestión en el tránsito.

Los camioneros piden también una condonación de multas, la baja del precio del combustible y la exoneración del pago de peaje para vías en mal estado.

Hasta ahora, ni el gobierno ni los productores han dado una cifra de pérdidas por esta huelga. Sin embargo, el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo advirtió este miércoles que el paro afectará los precios.

"Cuando la inflación suba debemos recordar que los causantes son estos dirigentes camioneros", dijo.

Según Aguilar, 180.000 afiliados a la Asociación Colombiana de Conductores participan en la protesta. Sin embargo, voceros del gobierno han puesto en duda esa cifra.

En Colombia circulan unos 300.000 camiones de carga pesada, que movilizan cerca de 400.000 toneladas diarias de mercancías.