"Las primeras palabras son para mi esposa y mis hijos, que los quiero mucho (…) Gracias a Dios ya estoy en libertad", dijo el concejal colombiano Marcos Baquero a Noticias Caracol, que obtuvo las primeras declaraciones del político que permaneció un año y siete mese en poder de las Farc.

"Tenemos que seguir trabajando duro en la liberación de los otros secuestrados", concluyó.

Se espera que en los próximos minutos Baquero llegue al aeropuerto Vanguardia de Villavicencio donde lo espera su familia y amigos.

La Misión Humanitaria liderada por la exsenadora Piedad Córdoba, partió hacia las 8:40 am. en las aeronaves dispuestas por Brasil, a un lugar en la selva donde se produjo la entrega del concejal retenido por la guerrilla en 2009.

El liberado será sometido a una serie de exámenes médicos y psicológicos antes de que se reencuentre con su familia.

"Ya vamos por él", dijo Córdoba, antes de partir hacia el lugar donde la guerrilla de las Farc entregaron a Baquero.

Córdoba apuntó que hay "muchísimas medidas de seguridad y muchas garantías" para que la operación sea exitosa, y agregó que se cuenta además con una "excelente tripulación", formada por pilotos brasileños.

Para este operativo, fueron suspendidas las acciones militares en la zona por un lapso de 36 horas a partir de las 18H00 locales (23:00 GMT) del martes, tal como prevén los protocolos de seguridad acordados entre el CICR y el ministerio de Defensa.

Olga Lucía Tao, esposa de Baquero y quien está en Villavicencio junto con los dos hijos de la pareja, dijo que vive "horas de ansiedad" a la espera de que el concejal sea por fin libre.

El operativo continuará este viernes, cuando serán recibidos en la ciudad de Florencia, capital del Caquetá, el concejal Armando Acuña y el infante de Marina Henry López Martínez.

Y la conclusión será el domingo con la llegada a Ibagué, capital del Tolima, del mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel.

Se prevé que el presidente Juan Manuel Santos, reciba a los cinco liberados el mismo domingo en Bogotá en la Casa de Nariño.

Las Farc anunciaron el 8 de diciembre pasado la liberación sin condiciones de los cinco secuestrados, como "gesto de humanidad" hacia Córdoba, destituida de su cargo de senadora por supuestos nexos con esa guerrilla.

Con su puesta en libertad serán 16 los policías y militares "canjeables", a quienes las Farc pretenden intercambiar por guerrilleros presos en Colombia y Estados Unidos, según anunció la propia Córdoba.

La exsenadora se ha mostrado estos días convencida de que esos 16 secuestrados estarán libres a mediados de este año y de que las liberaciones de esta semana pueden ser un punto de inflexión para avanzar hacia una negociación de paz entre la guerrilla más antigua de América Latina y el Gobierno.

Un comunicado divulgado este fin de semana por la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), habitual medio de difusión de las proclamas de las Farc, pedía a Santos "aprovechar la oportunidad" de las inminentes liberaciones para entablar un diálogo de paz. Sin embargo, el mandatario subrayó que "no basta" con estas liberaciones, al reiterar que "para siquiera pensar en una posibilidad de diálogo se requieren hechos contundentes: la renuncia al terrorismo, al secuestro, al narcotráfico, a la extorsión y a la intimidación".