“Petro, amigo, el pueblo está contigo; Petro, amigo, el pueblo está contigo”. Cuando apenas se subía a dar su parte de victoria, cientos de seguidores apostados en el salón rojo del Hotel Tequendama, en la capital colombiana, le cantaban al electo alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

Petro se impuso en Bogotá con el 31,16% de los votos (721.308 votos contabilizados), resultado que dejó en segunda posición a Enrique Peñalosa Londoño, con el 24,93% de los votos (559.307); en tercera posición a Gina Parody, con 16,74% de los votos (375.574 votos); en cuarto a Carlos Fernando Galán, 12,70% de los votos (284.989 votos contabilizados); en quinto a David Luna, con el 4,16% de los votos (93.463); en sexta posición Carlos Eduardo Guevara, con 2,65% de los votos (56.609), y en séptimo lugar a Auelio De la Cruz con 1,44% de los votos (32.300 votos contabilizados).

El líder de Progresistas, tras agradecer a los bogotanos y a su familia, emitió un discurso que apenas tardó 19 minutos. 

“Quiero agradecerle a Bogotá; tanto los que votaron por nosotros como por las otras opciones buscando entre todos un mejor futuro…esta es una victoria del deseo de cambio de la ciudad y nos da unos retos inmensos porque debemos superar una crisis que no sólo es administrativa sino integral que se mide en varios aspectos”, dijo.

En ese sentido, señaló que su movimiento “Progresistas se transformará en un movimiento nacional… el movimiento de la Constitución del 91, donde la política del amor triunfa”.

Por eso, le envió al presidente Juan Manuel Santos un mensaje sobre cómo llegar a la paz en Colombia, a partir de Bogotá. Para esto, Petro lanzó algunos dardos a sus críticos sin nombrarlos. “Gracias a los electores porque Bogotá no cayó en la trampa de la política del odio y le dice sí a la reconciliación y a la paz”, señaló.

Igualmente, se consideró un “hijo de la Constitución de 1991 y del proceso de paz de 1989”. Según él, por eso también es necesario que el jefe de Estado implemente dentro de la aplicación de la ley de víctimas un importante espacio para Bogotá.

De otro lado, Petro dijo que “hay cosas que hablar” sobre Bogotá con Santos. Y anunció los siguientes temas:

*El metro de Bogotá.

*La articulación de Bogotá a la economía mundial y su infraestructura.

*El Tratado de Libre Comercio y cómo le irá a Bogotá.

*La política de segregación social.

Y dio a conocer sus principales retos:

*Reapertura del San Juan de Dios.

*Ampliar la salud preventiva con deporte y nutrición.

*Construir más viviendas de interés prioritario.

*Educación superior como un derecho.