Bogotá. Rubén Darío Granda, hermano del guerrillero de las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (FARC) Rodrigo Granda, solicitó asilo en la embajada de Nicaragua en Bogotá, informó el noticiario CM& del Canal 1de Colombia.

La solicitud la hizo un mes después de quedar en libertad, a pesar de que la policía dice tener evidencias de que el hermano del guerrillero ha incurrido en delitos.

Según el director de la Policía, general Oscar Naranjo, hay pruebas que sindican a Rubén Darío Granda de participar en los negocios de lavado de activos de las FARC.

"Tanto la Policía como la Fiscalía recolectaron pruebas suficientes para que un fiscal impartiera las órdenes de captura contra Rubén Darío Granda, su esposa Elba Mercedes Aranda y el cuñado, acusados del delito de financiar actividades terroristas para las FARC", dijo Naranjo.

El director de la Policía explicó que los procesos de captura se basaron en investigaciones y seguimientos.

Asimismo, dijo que está seguro de que en el marco del Estado de Derecho esta decisión cambie y advirtió que las autoridades tienen mecanismos para controvertir la orden que dejó libre a Granda.

"El señor juez tiene un criterio que probablemente con la nueva presentación de argumentos y presentación de pruebas habrá oportunidad de rectificar esas decisiones", puntualizó.

Rubén Darío Granda fue puesto en libertad por un juez de garantías pocas horas después de ser capturado porque presuntamente no le encontraron pruebas que lo vincularan con una serie de correos encontrados en el computador de 'Raúl Reyes'.

Se espera entonces el pronunciamiento de las autoridades colombianas.