Los pueblos originarios reclaman el retiro del ejercito y de las milicias de las FARC de sus territorios. La ONU pidió acelerar el diálogo para "asegurar el derecho a la vida y seguridad personal".

Representantes de los pueblos originarios de la región del Cuaca y el gobierno colombiano acordaron este jueves retomar el diálogo sobre los reclamos indigenas para desmilitarizar la zona.

Tras una reunión de cinco horas, el ministro del Interior Federico Renjifo leyó un comunicado donde se establecen las normas de las futuras conversaciones, consignó la agencia de noticias Prensa Latina.

Ambas partes reconocieron la voluntad de resolver los reclamos de los cabildos autóctonos en el contexto de los derechos humanos.

Los pueblos orginarios, que pertenecen a la etnia nasa, reclaman el retiro de su territorio del ejército colombiano y de las milicias de las FARC.

El vocero del Consejo Regional de Indígenas, Jesús Chávez, reconoció la voluntad del Estado de discutir la soberanía y el control de los territorios que habitan.

Por su parte, el relator de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, instó hoy al gobierno a consultar con las autoridades originarias antes de establecer cualquier presencia militar en su territorio.

A través de un comunicado con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Anaya pidió actuar con celeridad "para asegurar el derecho a la vida y seguridad personal y el derecho de libertad de asociación y expresión de los habitantes en las áreas indígenas".

"Es imprescindible tomar las medidas necesarias para revertir los patrones de violencia que afectan a estos pueblos", consignó el relator de la ONU, quien también pidió "asegurar que la presencia del ejército no contribuya a generar situaciones que los pongan en peligro".

Por su parte, el gobernador del Cauca, Temístocles Ortega Narváez, expresó que la región está dispuesta a servir de escenario para diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla.