Bogotá. Por su responsabilidad en el escándalo de las notarías aparentemente puestas al servicio de la reelección presidencial, fue destituido e inhabilitado por espacio de 15 años el ex senador Alirio Villamizar, por determinación de la Procuraduría General de la Nación.

En concepto del Ministerio Público, el ex parlamentario conservador se aprovechó de su investidura para promover el nombramiento de Luz Yaneth Rojas Portillo como titular encargada de la Notaría 11 del Círculo de Bucaramanga, Santander.

Asimismo, consideró un hecho probado que exigió sucesivas sumas mensuales a la funcionaria como pago por su nombramiento en el cargo y, de allí el incremento injustificado de su patrimonio por casi 1.300 millones de pesos (US$678.997).

Para el organismo de control, Villamizar “le demandó entregarle parte de las utilidades de su ejercicio, garantizar ese pago mediante una letra de cambio firmada en blanco y permitirle un control financiero”.

De igual forma, consideró que los cerca de 1.500 millones de pesos (US$783.458) hallados en la vivienda del dirigente en Bucaramanga fueron el producto de un allanamiento legalmente adelantado por parte de los magistrados auxiliares de la Corte Suprema, desestimando así los alegatos del ex senador.

El 8 de julio de 2010 el ex legislador fue condenado por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia a nueve años y nueve meses de cárcel, así como al pago de más de 45.000 millones de pesos (US$23,5 millones).