Bogotá, Andina. La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, informó este miércoles que se investigan las denuncias de pobladores de un caserío en la frontera norte con Venezuela sobre presuntos disparos de militares venezolanos que causaron daños materiales.

La ministra indicó en un comunicado que "autoridades competentes" investigan las denuncias y que hay un "diálogo directo con el ministerio de Relaciones Exteriores del vecino país para esclarecer los acontecimientos", según reportó la agencia de noticias DPA.

La denuncia fue realizada por habitantes del caserío de Punta de Palo, en la jurisdicción del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, quienes aseguraron que militares venezolanos dispararon ayer desde la orilla de su país del río Sardinata contra territorio colombiano, lo que causó daños en varias lanchas.

El incidente comenzó cuando varios militares les pidieron a pescadores que estaban del lado colombiano que cruzaran el fronterizo río Sardinata para transportarlos hacia Colombia, lo que fue rechazado por éstos, según el relato de un habitante del lugar publicado por el diario La Opinión de Cúcuta.

"Ellos nos pidieron que los pasáramos al lado colombiano y les dijimos que no, que era prohibido que llegaran hasta allí (...). Como no pasamos a llevarles las canoas, empezaron a dispararles a los que estaban en la orilla del río mirando", relató el testigo.

El hombre agregó que los habitantes del poblado se refugiaron detrás de árboles, pero que los disparos, que según la denuncia duraron cuatro horas, impactaron en las canoas.