El presidente Juan Manuel Santos anunció una intervención militar al municipio de Tumaco, Nariño, luego de que se registrara un atentado contra el comando de Policía, que dejó un saldo de once personas muertas y más de 70 heridos.

El jefe de Estado señaló que para atacar los focos de narcotráfico y guerrilla que delinquen en la zona, será enviadas dos fuerzas de tarea conjunta, una a cargo de la Infantería de Marina y la otra bajo el mando del Ejército.

Estas unidades especializadas en combatir el terrorismo están integradas por cerca de 2.500 hombres, que junto con los refuerzos de Policía tendrán controlada la movilidad en ese municipio, mediante la instalación de retenes y puestos de vigilancia terrestres y fluviales.

“Estos actos demenciales no tienen ninguna justificación y lo que hacen es alejar cualquier posibilidad de paz. Ellos han ofrecido como un gesto de paz la liberación de los secuestrados. Que lo hagan!, pero que no hablen de paz por un lado y cometan estos actos de barbarie. ¡No sean hipócritas!”, dijo Santos al explicar que Tumaco ha sido por años víctima del terrorismo, por ser un centro estratégico para el narcotráfico.

Señaló que varios expertos de inteligencia se encargarán de asesorar la intervención y pidió a los ciudadanos que entreguen información y trabajen de la mano con las autoridades para que se puedan evitar este tipo de ataques.

“En ese sentido sabemos quiénes fueron los autores intelectuales y quiero reiterar las recompensas que hay, contra alias ‘Rambo’ hasta 1.200 millones de pesos por información que nos permita la captura de ese bandido, por alias ‘Oliver’, alias ‘el doctor’ y alias ‘Rincón’, por esos tres delincuentes de las FARC hay una recompensa de hasta 400 millones de pesos”, reiteró Santos.