Bogotá. El candidato oficialista Juan Manuel Santos reorganizó este lunes los cuadros directivos de su campaña y anunció un cambio de publicidad e imagen en un intento por recuperar el terreno perdido en las encuestas en las últimas semanas frente al independiente Antanas Mockus.

El candidato del Partido de la U nombró un nuevo gerente de campaña, cambió a su jefe de prensa y movió de cargos y responsabilidades a otros de sus más cercanos colaboradores.

También anunció un cambio de logotipo y una agresiva campaña a través de radio, televisión e internet.

"Hemos revisado la estrategia, y hoy relanzamos nuestra campaña. Hoy rescatamos las banderas del Partido de la U. El partido que ha protagonizado el cambio de rumbo que significó el Gobierno del presidente Uribe", dijo el político en un discurso.

"Nuevas vallas, nuevas cuñas radiales y nuevos comerciales de televisión estarán desde hoy al aire. Si en algún momento alguna decisión afectó la campaña, asumo la responsabilidad. Ya he dado las instrucciones para tomar los correctivos necesarios", aseguró el candidato.

Hasta hace un mes, Santos encabezaba todas las encuestas sobre intención de voto, pero un sorprendente repunte del candidato el Partido Verde y ex alcalde de Bogotá, lo desplazó al segundo lugar en casi todos los sondeos.

"Tuvimos un traspié, pero el partido de la U siempre ha sabido reaccionar. Hoy, a 27 días de la primera vuelta, declaramos el relanzamiento de nuestra campaña", declaró.

Santos, quien promete dar continuidad a las políticas del presidente Álvaro Uribe, ha sido golpeado por los escándalos del actual Gobierno como la adjudicación irregular de subsidios agrarios, las interceptaciones ilegales telefónicas, los asesinatos de civiles por parte de efectivos del Ejército y los nexos de políticos aliados del mandatario con paramilitares.

Los analistas sostienen que el ascenso de Mockus en las encuestas se debe a que su discurso de honestidad, legalidad y transparencia ha tenido gran acogida entre los electores cansados de los escándalos del actual Gobierno, pese a que la popularidad de Uribe no ha sido afectada.

Los colombianos irán a las urnas el 30 de mayo para elegir al sucesor de Uribe.

En caso de que ninguno de los candidatos obtenga más de la mitad de los votos, se realizará una segunda vuelta entre los dos primeros, el 20 de junio.