Bogotá. El Partido Liberal de Colombia le anunció a su tradicional contendor político, el Conservador, que no apoyará el proyecto que busca volver a acabar con el aborto.

El director del liberalismo, Rafael Pardo, les recordó a los liberales que "la Corte Constitucional, en un fallo equilibrado de 2009, no despenalizó el aborto, solo estableció tres excepciones en las circunstancias extremas en las cuales los derechos de la mujer se verían vulnerados de continuar el embarazo".

"Pretender dar marcha atrás en este gran avance, es darle la espalda a la realidad del país que hoy reconoce la diversidad de creencias y pensamientos... es darle la espalda a un país que quiere extender sus libertades", aseguró Pardo.

Según él, retroceder en el aborto es desconocer que la Constitución de 1991 "instituyó a la Corte Constitucional como una instancia para que temas muy complejos donde caben perspectivas distintas en una sociedad pluralista, fueran resueltos con base en principios aceptados por todas las democracias constitucionales".

"En lugar de insistir en sancionar penalmente a una mujer violada, a un médico que trata de salvar la vida en peligro de muerte o de obligar a que llegue a término un feto con malformaciones que lo hacen inviable, es necesario adoptar políticas sociales que permitan evitar embarazos indeseados o fruto de la violencia, para lo cual son más apropiadas políticas efectivas de educación sexual, de contracepción, de apoyo a las mujeres en situación de riesgo, de consejería y acompañamiento respetuoso de los derechos", recalcó el jefe liberal a los conservadores.