Cartagena, Colombia. Colombia, México y países de Centroamérica pidieron el martes a Estados Unidos y las naciones consumidoras de drogas coherencia en la lucha contra el narcotráfico, mientras acordaron unir esfuerzos para enfrentar el crimen organizado y el cambio climático.

El tráfico de drogas, el crimen y los efectos del cambio climáticos como los huracanes, las inundaciones, los deslaves y las sequías son algunos de los principales problemas que afectan a la región de Mesoamérica.

En la XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de México, Felipe Calderón, así como los mandatarios o delegados de Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana expresaron su preocupación por el referendo que se promueve en California.

Ese estado realizará un referendo que busca legalizar la producción, venta y consumo de marihuana, pese a que no cuenta con el respaldo del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"Hay una contradicción evidente, una paradoja evidente, que hace difícil que ese enfoque global de una política coordinada de la lucha contra el narcotráfico sea efectiva porque entra en unas contradicciones de fondo", dijo Santos al término de la cumbre que se realizó en esta ciudad del Caribe colombiano.

"Si ese referendo se aprueba entonces tenemos que revaluar la política global de la lucha contra las drogas porque contradicciones como esas dificultan y debilitan la lucha contra un fenómeno que nos ha causado tanto daño", precisó el mandatario colombiano.

Santos insistió en que la lucha contra el tráfico de drogas ilícitas debe ser una responsabilidad compartida de todos los países para proteger a sus ciudadanos.

Por su parte, el presidente de México hizo una llamado de alerta ante iniciativas como la de California que consideró son de doble moral ante lo que reclamó congruencia y coherencia en las políticas públicas de los países consumidores.

"No se puede criminalizar y legalizar al mismo tiempo. O una u otra y las repercusiones que pueda tener un eventual plebiscito de esa naturaleza pueden ser múltiples: Primero la incoherencia que representa a nivel internacional", explicó.

EE.UU. es la causa del problema: Calderón. Mientras que Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína, México enfrenta una violenta lucha contra poderosos carteles de narcotraficantes y los países de Centroamérica y el Caribe se han convertido en puntos de tránsito de la droga hacia Estados Unidos.

Calderón sostuvo que el consumo de drogas en Estados Unidos es la causa de la problemática de violencia que enfrentan países como Colombia y México.

"Creo que es importante que las naciones consumidoras, como proponemos, planteen con toda claridad, tener una sola política consistente. No se puede esperar resultados eficaces con una política de criminalización y por el otro con una política abierta o velada de legalización", insistió.

Santos se refirió al cambio climático e invitó a sus colegas a unir esfuerzos para impedir que catástrofes naturales sigan golpeando a la región.

"No sabemos qué tan rápido se producirá, pero sí sabemos que -si no lo tomamos con la mayor seriedad- la calidad de vida de las próximas generaciones, y de las actuales, se verá afectada de manera drástica", afirmó.

Por su parte, Calderón recordó que la región ha sido una de las más vulnerables a los efectos del cambio climático con huracanes, deslaves, inundaciones y sequías por lo que pidió unir esfuerzos y políticas para minimizar el impacto.

"Paradójicamente los más pobres, habremos de pagar cada día más alto si no hacemos, como humanidad, como colectividad global, políticas asertivas y coordinadas para frenar este fenómeno", advirtió.

Los países que participaron en el encuentro que se realizó en esta ciudad colombiana acordaron llevar una misma posición a una cumbre climática que se realizara entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre en Cancún, México.

Además de la seguridad regional, incluyendo la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, los mandatarios analizaron el fortalecimiento de la institucionalidad democrática, los proyectos de integración de la región y las migraciones.

El Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla fue creado en 1991 como un foro eminentemente de comunicación política para articular esfuerzos de cooperación, desarrollo e integración de diez países facilitando la gestión y ejecución de proyectos orientados a mejorar la calidad de vida.