Bogotá. Quince guerrilleros pertenecientes a las FARC murieron en bombardeos de la Fuerza Aérea de Colombia en una zona montañosa del suroeste del país, informó este sábado el presidente Juan Manuel Santos.

Los rebeldes, que hacían parte de un grupo de fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fallecieron en cercanías del municipio de Caloto, en el departamento del Cauca, este viernes en la noche, precisó Santos.

Según el mandatario, el grupo de guerrilleros había asesinado a cuatro policías hace una semana en la región, habitada en su mayoría por indígenas y considerada estratégica para la producción y el tráfico de drogas.

"Anoche en una operación conjunta con inteligencia de la Policía y participación de la Fuerza Aérea, de nuestro Ejército y la Armada hicieron una operación y dieron de baja a 15 de esos miembros de esas fuerzas especiales", explicó Santos.

En los últimos años las FARC, consideradas el grupo guerrillero activo más antiguo del hemisferio, han sido diezmadas por la política de seguridad que inició el ex presidente Alvaro Uribe y ha sido mantenida por Santos.

No obstante, el grupo aún mantiene su fuerza en algunas zonas de montañas y selvas del país.

A comienzos de marzo, esa guerrilla secuestró a 23 trabajadores petroleros en una zona selvática del este de Colombia, los cuales liberó un día después debido a la presión de las Fuerzas Militares.