Bogotá. Un nuevo ataque terrorista de un grupo al margen de la ley, presuntamente de las FARC, dejó un saldo de ocho policías asesinados y tres más desaparecidos.

Las primeras versiones indican que los hechos se presentaron en Puerto Colón, en el municipio de San Miguel en el departamento de Putumayo, limítrofe con el vecino país del Ecuador.

Las autoridades tratan de establecer si el ataque terrorista se registró desde el territorio colombiano o los subversivos se atrincheraron en poblaciones vecinas del Ecuador, desde donde atacaron a los uniformados colombianos.

En Colombia hay preocupación porque en algo más de una semana han sido asesinados alrededor de 28 uniformados en distintas zonas del país.