Bogotá. La Central de Inteligencia de Colombia negó este lunes actividades de espionaje al presidente de Ecuador, Rafael Correa, como lo denunció un medio de prensa de ese país y dijo que es una información que busca dificultar la normalización de las relaciones binacionales.

Los gobiernos de Bogotá y Quito buscan normalizar sus relaciones diplomáticas después de que Correa las suspendió en marzo de 2008 luego de un bombardeo de militares colombianos sobre una zona selvática de Ecuador en el que murieron al menos 24 personas, incluido el líder de las FARC, Raúl Reyes.

"El DAS no ha realizado ninguna actividad irregular de inteligencia en territorio ecuatoriano. De ninguna manera y bajo ningún medio el DAS ha intervenido en la privacidad del presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa, o de ciudadano ecuatoriano alguno", dijo un comunicado oficial.

"Hay personas que intentan con informaciones tergiversadas confundir a los medios de comunicación y a la opinión pública, con el fin de enturbiar el camino de mejoramiento de las relaciones entre los dos países", precisó el comunicado del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

La polémica central de inteligencia colombiana ha sido centro de varios escándalos en los últimos meses, incluido uno por la interceptación ilegal de comunicaciones telefónicas a magistrados, periodistas y políticos de la oposición colombianos.

El presidente Alvaro Uribe, quien entregará el poder este 7 de agosto, anunció su intención de liquidar la central de inteligencia y sustituirla por una más pequeña, pero más eficiente.