De momento no está contemplado adelantar un plebiscito para consultar al pueblo colombianos sobre los acuerdos que eventualmente se puedan dar entre el gobierno y las FARC.

Así lo dio a conocer el presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, frente a las versiones que surgieron alrededor de esa posibilidad.

Aunque consideró probable que terminado el conflicto y desarrollado el marco legal para la paz pueda resultar una buena idea un legitimador popular masivo –que sería una consulta–, no se está penando ni en un referendo ni un plebiscito.

“Además, este sería un tema posterior pues no está definido que sea una posibilidad luego de los diálogos con las FARC”, sostuvo Barreras.

En el mismo sentido, para Barreras el “legitimador” popular es el Congreso pues fue elegido por 14 millones de colombianos.

De otro lado, el presidente del Senado descartó totalmente la posibilidad de que el Congreso haga parte de la mesa de diálogos con la guerrilla.

“Esta es una negociación sólo entre el gobierno y las FARC, y el Congreso será un legitimador cuando se sometan a discusión los proyectos que reglamentan los acuerdos”, explicó.

De momento, el Congreso sólo servirá como “socializador” de los temas que van a ser discutidos en la mesa de diálogos para que los colombianos puedan opinar.