El Congreso de la República de Colombia no aplicará la figura de la 'silla vacía' en el caso de la senadora Piedad Córdoba, quien fue inhabilitada por 18 años para ejercer cargos públicos por sus presuntos nexos con las Farc.

El presidente del Senado, Armando Benedetti, explicó que esa determinación obedece a que el fallo de la Procuraduría no habla nunca de que Córdoba haya cometido un delito.

Con Constitución en mano, Benedetti sostuvo que el único organismo autorizado para determinar si un congresista cometió un delito es la Corte Suprema de Justicia.

"No existe ‘silla vacía' en el caso de la senadora Piedad Córdoba porque el fallo fue frente a un proceso disciplinario y el artículo de la reforma política siempre fue planteado alrededor de quienes cometieron un delito y la única que puede definir eso es la Corte Suprema de Justicia", aseguró.

Recalcó que ante fallos sancionatorios en materia disciplinaria no se habla en el artículo de la reforma política de 2009, y sólo se contempla de "delitos" como narcotráfico, lesa humanidad, parapolítica, Farcpolítica y Elnpolítica.

"Sólo la Corte puede definir un delito cometido por un congresista y no la Procuraduría", enfatizó.

Al referirse a la actual condición de la líder política, Benedetti manifestó que "me duele muchísimo la situación que Piedad Córdoba enfrenta hoy porque me parece que ha sido una excelente Senadora pero estaremos atentos a la notificación de la Procuraduría y con base en eso la mesa directiva actuará conforme a lo que ordena la ley".

Así las cosas, mientras que a la senadora del Partido Liberal le queda el recurso de apelación ante el Consejo de Estado, en el Congreso quedó abolida la opción de aplicar dicha figura con la congresista.