Bogotá. Nueve guerrilleros de las FARC murieron este lunes en combates con el Ejército en una zona del noreste de Colombia, fronteriza con Venezuela, en medio de una operación contra un importante comandante rebelde, informaron las autoridades militares.

Los enfrentamientos se registraron cerca al municipio de Arauquita, en el departamento del Arauca, donde tropas de la brigada 18 sorprendieron al anillo de seguridad de Germán Briceño, alias "Grannobles", el comandante del décimo frente de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En la operación militar, realizada en una zona ganadera y petrolera, también fue capturada una guerrillera. Las tropas militares confiscaron fusiles, municiones, equipos de comunicaciones y documentos del grupo rebelde.

La muerte de los rebeldes se produjo en medio de la ofensiva contra la guerrilla que impulsa el presidente Alvaro Uribe desde que asumió el poder en 2002 y que cuenta con el apoyo de Estados Unidos.

La estrategia de seguridad de Uribe permitió reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros, los asaltos a pueblos y los ataques contra la infraestructura económica, lo que contribuyó a aumentar la inversión extranjera en el país.

En medio de la ofensiva han muerto importantes comandantes guerrilleros como Raúl Reyes, Tomás Medina Caracas y Martín Caballero mientras que miles de combatientes desertaron, lo que redujo el poder militar de las FARC, que pasaron de unos 17.000 hombres en armas en el 2002 a unos 8.000 en la actualidad.

Pero el grupo rebelde aún mantiene una importante presencia en zonas montañosas y selváticas estratégicas para la producción y el tráfico de cocaína, su principal fuente de financiación, según fuentes de seguridad.

Las FARC han intensificado sus ataques en las últimas semanas como parte de una estrategia, según el gobierno, para ganar protagonismo político en la antesala de los comicios presidenciales del 30 de mayo y convertirse en un tema de debate electoral.