El derecho al agua, la seguridad ciudadana, la educación y la movilidad serán los pilares de la administración del izquierdista Gustavo Petro, según los anuncios hechos en un extenso discurso pronunciado a la hora de tomar las riendas del segundo cargo en importancia del país.

Manifestó que uno de esos pilares de su administración en encaminará a la aplicación de la gratuidad del servicio de agua del mínimo vital en los estratos uno y dos de la población bogotana.

Para cumplir con este propósito, se propone desarrollar el proyecto de los tres páramos que consiste en la conservación de las tierras donde se encuentran estas zonas naturales productora de agua: Chingaza, Sumapaz y Bermeo, los páramos que se propone proteger y recuperar.

Explicó que el consumo mínimo vital de agua es aquel “indispensable para vivir. Que no debe ser comercializado”, ni ser parte de la rentabilidad del Estado “porque sería como colocar en el mercado mínimo, la esencia de la vida que se pueda volver una realidad en nuestra ciudad”. Recordó que ese consumo mínimo vital será de seis metros cúbicos de agua.

Frente a la descontaminación del río Bogotá, destacó que no se debe seguir cobrando sobre las tarifas de alcantarillado, “democratizando ese costo, que es obligatorio, porque sí queremos descontaminar el río Bogotá, pero que tiene que tasarse de acuerdo al poder de contaminación, que diferentes sectores de la sociedad bogotana tienen sobre el río. Por eso propondremos un modelo diferente de financiación del actual proyecto de descontaminación del río Bogotá”.

Seguridad ciudadana. Hizo un llamado a los ciudadanos para ejecutar programas de seguridad para conseguir una ciudad 24 horas sin armas.
“Hemos tomado la decisión dentro de las diversas medidas preventivas que se tomarán en adelante, como jefe de policía que es el alcalde, de acuerdo a la Constitución, se prohíbe el porte de armas las 24 horas en la ciudad de Bogotá”.

Pidió a las autoridades ayuda para que en los próximos meses evalúe la efectividad de esta nueva norma e indicó que “una cosa es tener un arma y otra cosa es portarla en las calles, parques y discotecas”.

Gustavo Petro recordó que cuando en campaña "hablamos de Bogotá Humana Ya, no pensamos en un eslogan, sino en un modo de gobernar".

Frente al modelo educativo en el nivel superior anunció la transformación de la Universidad Distrital e indicó que “hay que hacer una cirugía en su interior”.

A partir de las nuevas leyes de ordenamiento territorial buscará los “recursos para pagar la construcción de seis nueves sedes” de esta universidad en el occidente de Bogotá la que denominó como ciudadela universitaria de occidente, dijo.

Anunció que asumirá la presidencia del Consejo Superior de la Universidad Distrital. Indicó que la política de las llamadas TIC debe ser también un derecho. "Que en los lugares públicos comenzando por los colegios, exista la posibilidad de banda ancha pública y gratuita”, dijo.

Agregó que buscará la implementación del grado número 12 para los colegios de la capital de la República e indicó que por medio de esta iniciativa se busca “un año más de educación vocacional, primer paso para garantizar en el futuro la educación superior gratuita en Bogotá”.

Hizo un llamado para que la ciudadanía ubique y escoja los lugares donde se construirán los mil jardines infantiles.

Cabildos abiertos. Para Petro es importante la participación ciudadana en la decisión de los aspectos más importantes de la ciudad. "Decidirán sobre el colegio público, los jardines infantiles y las obras de transporte público", destacó.

Remarcó que "desde hoy se convoca a cabildos abiertos ciudadanos sobre estos temas, deben congregar un millón de ciudadanos”. Indicó que “nuestro primer aliado es la ciudadanía".
En cuanto a la movilidad y al servicio de transporte público, consideró que "se necesitan medios de transporte más dignos, menos contaminantes. Se necesitan otros operadores (no sólo privados) y tener formas intermodales de transporte público".

Advirtió que el incremento de los 50 pesos para el pasaje del servicio público y masivo, que hizo la administración saliente, se anunció sin consultarle.