A once se elevó en Colombia el número de víctimas mortales tras el ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra las instalaciones del comando de Policía en el municipio de Tumaco, Nariño.

Según el reporte oficial, tres de los heridos fallecieron en horas de la mañana debido a la gravedad de sus lesiones. Por otra parte, médicos de la Clínica Rey David, de Cali, confirmaron que cinco de las personas que fueron remitidas desde Tumaco para su atención médica, fueron dadas de alta, tras lograr estabilizarlos y salir de peligro.

En la entidad continúan tres pacientes, Alfredo Moncada, con trauma craneoencefálico leve, lesión en pie izquierdo y contusión en el tórax; Milton César Viveros, quien presenta politraumatismo, trauma craneoencefálico, edema cerebral, edema de periorbital y finalmente Francisco Riasco, quien tiene un trauma craneoencefálico moderado y lesión en tórax.

En los centros médicos Hospital Universitario y las clínicas Valle de Lilí, Rey David, Los Remedios y Occidente, son atendidos los cerca de 70 heridos.

La lista de los heridos que son atendidos en el Hospital Universitario son: Gustavo Adolfo Arroyo, 37 años, quien presenta heridas por esquirlas en torax, abdomen y miembros superiores; María Elena Centeno, de 37 años y Yudi Maritza Lasso, de 27 años, con trauma oído; el niño Johan Cardozo, de 5 años, quien presenta quemaduras en el lado derecho de su cara; Héctor Landázuri, de 25 años, con múltiples heridas por esquirlas; Diana Arboleda, de 32 años, con trauma en oído y miembro superior derecho y Jorge Arbeláez, de 45 años, quien presenta trauma cerrada de torax y de abdomen.

Según el reporte todas las personas se encuentran en la Unidad de Trauma del servicio de urgencias, siendo el más delicado el adulto Gustavo Arroyo, a quien le fue puesto un apoyo ventilatorio para que pueda respirar.

Las cuatro personas más delicadas fueron llevadas a la Fundación Valle de Lilí para recibir la atención médica.

De igual manera, se conoció que los siete policías que resultados heridos en el atentado fueron llevados a la Clínica Rey David.

El presidente Juan Manuel Santos viajó a la zona donde presidirá un nuevo consejo de seguridad para evaluar la situación de orden público en la región.

El caos y la confusión se apoderaron de los habitantes de Tumaco, después de que una explosión segara las vidas de once personas e hiriera a otras 70. De ellas, 16 debieron ser trasladadas a un centro asistencial en Cali (Valle del Cauca), debido a la gravedad de sus lesiones.

Tumaco es el segundo puerto más importante de nuestro país sobre el pacífico y además está a kilómetros de distancia con la frontera con el Ecuador, es por ello que es una plaza estratégica para el narcotráfico, las guerrillas y las bandas criminales. Nariño es uno de los departamentos con más cultivos de coca de todo el país y Tumaco es el punto de salida de un número importante de cargamentos de esta droga. El atentado del miércoles es otro evento de la lucha que han librado las autoridades y los ilegales para hacerse con el poder de esta joya del pacífico.