El jefe de la Misión de Verificación de la ONU, Jean Arnault, detalló que en los próximos días culminará el arribo a Colombia de los observadores internacionales provenientes de países como Argentina, España, Suecia, Paraguay, Bolivia, Chile, Cuba, entre otros.

Arnault explicó además en el Congreso colombiano que Cuba, país garante y sede de los diálogos entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 2012, aportará como miembro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) 30 observadores.

"Cuba es parte de Celac y por consiguiente enviará un número de observadores desarmados y sin uniforme que participarán como otros observadores, pero en números menores a lo que ha ofrecido Argentina con 75, Paraguay con 100 y Chile con 75 observadores", agregó.

Asimismo, el jefe de la misión indicó que para el desarme se busca "gente que tenga experticia en la cuestión de manejo de armas y cese al fuego y que hable perfectamente español". Finalmente, Arnault confió en que "los observadores (que participen) tengan una experiencia de tipo militar".

Hay aún algunos puntos pendientes. El Gobierno y las FARC ya han llegado a acuerdos sobre desarrollo agrario, la participación en política de los guerrilleros desmovilizados, la lucha conjunta contra el narcotráfico y la aplicación de un sistema de justicia transicional, entre otros.

El pasado 23 de junio llegaron a un acuerdo al que se le considera como el más importante, pues se refiere a la decisión de acabar con el conflicto de cinco décadas de duración, lo que implica un alto el fuego bilateral, la concentración de los guerrilleros en 31 lugares específicos y la deposición de las armas, todo ello bajo la verificación de la ONU.

Ese acuerdo empezará a implementarse cuando se firme el acuerdo final de paz, que aún no tiene fecha definida, ya que las partes deben cerrar primero algunos puntos que están pendientes.