Bogotá. El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Colombia sentó jurisprudencia electoral, al ordenar derribar unas vallas de propaganda política que, a su juicio, atentaban contra el buen nombre de un grupo político en el departamento de Putumayo.

El máximo tribunal para decidió que no puede haber publicidad ofensiva de ningún tipo en la actual contienda electoral.

Tras detectar que quienes aún auspician en el Putumayo a DMG, la compañía de David Murcia Guzmán, recientemente extraditado a Estados Unidos, culpan al representante liberal Guillermo Rivera del descalabro financiero de esa firma, el CNE definió que ningún tipo de publicidad que promueva la “agresión” electoral podrá continuar en las calles.

El presidente del Consejo, Marco Emilio Hincapié, explicó que la "propaganda negativa" no puede ser parte de la presente contienda electoral. "Se decidió suspender y erradicar toda la propaganda negativa", sostuvo el magistrado.

Actualmente, los defensores de las ideas de David Murcia Guzmán integran el movimiento político Apertura Liberal-DMG.

En varias ocasiones, Guillermo Rivera ha explicado que nada tuvo que ver él con el cierre por parte del gobierno a DMG.

El Consejo Electoral hace cerca de dos semanas ya había ordenado el desmonte de una serie de pancartas de Apertura Liberal-DMG en Bogotá, por mencionar a distintos partidos de manera ofensiva.