La Asociación de Transportadores de Carga, la Asociación Colombiana de Camioneros y la Confederación Colombiana de Transportadores iniciaron desde este 2 de marzo la inmovilización de 340.000 camiones, según ellos por el “incumplimiento en los acuerdos firmados el pasado miércoles 27 de febrero entre los gremios y la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa”.

Según un comunicado de la Asociación de Transportadores de Carga, la Asociación Colombiana de Camioneros y la Confederación Colombiana de Transportadores, el gobierno había pactado hacer un “análisis exhaustivo de la petición de rebajar el combustible para el sector de carga”.

“Después de esto y sin ninguna consideración a nuestros acuerdos, el ministerio de Minas y Energía, en cabeza del ministro Federico Renjifo y con el aval de Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda; deciden aumentar el ACPM $159 (US$0,087) el galón, lo que despertó un malestar generalizado en el sector transportador de carga del país”, señala el comunicado.

Asimismo, dicen que el aumento del precio de la gasolina es “una bofetada y un atenuante grave que nos llevó a tomar la decisión de inmovilizar nuestros vehículos”.

La ministra de Transporte dijo que los acuerdos firmados quedaron cancelados por el paro camionero “mientras que nosotros entendimos desde el 1 de marzo con el alza de combustibles que los acuerdos no tenían ningún respaldo del Gobierno Nacional”, aseguran los gremios.