Bogotá. Por su presunta responsabilidad en el asesinato del dirigente conservador, Álvaro Gómez Hurtado, el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, podría estar en la mira de la Justicia, luego de que la Fiscalía solicitara a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes que indagara si hay lugar o no a una investigación.

De la misma manera, el ente acusador compulsó copias para que se indague si hay o no responsabilidad de los ex fiscales Alfonso Valdivieso y Alfonso Gómez Méndez en el ilícito.

La Fiscalía también solicitó que se investigue si el ex ministro del Interior y hoy gobernador de Santander, Horacio Serpa, ejerció algún tipo de participación en ese crimen.

La solicitud obedece a las declaraciones de Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’, quien aludió a la presunta participación de estas personalidades que ocuparon cargos oficiales durante la época de los hechos, hace 15 años en Bogotá.

Álvaro Gómez Hurtado fue asesinado el 2 de noviembre de 1995 por sicarios que se movilizaban en una motocicleta y lo interceptaron a su salida de la Universidad Sergio Arboleda de la capital, donde era catedrático.