La Organización Electoral pidió este viernes que la Policía Nacional preste especial vigilancia a 60 puntos de acopio y recepción de información de datos de las elecciones presidenciales.

El Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez, dijo que en los centros de informática a donde llegará la información procedente de los puestos de votación, para prevenir cualquier tipo de anomalía se llamó a una especial vigilancia.

Según él, aunque en muchas ocasiones en estos lugares no se pueden prestar "cosas graves", las consecuencias de cualquier pérdida de un solo elemento, pueden dificultar la logística.

"Un teléfono, un cable o un sólo computador, mientras se reemplaza ya es medio día, y medio día transmitiendo datos pues es otro desastre", aseguró.

Con esta medida la Registraduría busca evitar cualquier contratiempo para cumplir con la entrega de resultados de los comicios sobre las siete de la noche de este 30 de mayo.

En los tres simulacros adelantados por la Registraduría, con un potencial cercano a los 20 millones de votantes, la Registraduría tardó menos de tres horas en entregar el 99% de los resultados.

Sin embargo, el temor a cualquier contingencia como la del pasado 14 de marzo (en las elecciones de Congreso) ha hecho que se extremen las medidas de seguridad a los centros de recepción de datos.

La Policía Nacional en total colaborará el próximo domingo, en la primera vuelta presidencial, con más de 100 mil hombre que servirán como garantes de la seguridad en los comicios.