Bogotá. “¿Qué sería de Colombia si sus ciudadanos no tuvieran unos jueces independientes?” dijo el presidente (e) de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, tras respaldar la decisión de la juez Tercera Penal Especializada de Bogotá, María Stella Jara, de condenar a 30 años de prisión al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega por la desaparición de civiles durante el ataque del Palacio de Justicia.

El magistrado señaló que cualquier pronunciamiento en torno a la validez o no de la sentencia debe hacerse agotando todos los recursos que la Ley otorga, como el recurso de apelación que interpondrán la defensa del oficial (r) y la Procuraduría General de la Nación.

El pronunciamiento se dio a conocer sólo unas horas después de que los familiares de los desparecidos, encabezados por Cecilia Cabrera, Alejandra Rodríguez, Sandra Beltrán y René Guarín, presentaran públicamente una nota de protesta por las declaraciones del presidente Uribe respaldando al condenado.

Para ellos se trata de una nueva injerencia del Ejecutivo en las decisiones de la Justicia que, en este caso, derivó en una condena en contra de uno de los oficiales responsables de la operación de retoma del Palacio y la solicitud para que se investigue, incluso, al presidente de la República de la época, Belisario Betancourt.