El ministerio de Defensa anunció este sábado el refuerzo del pie de fuerza, de equipos y de capacidad judicial para combatir a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como reacción a los continuos ataques del grupo el último mes a la infraestructura petrolera en la región.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, encabezó un Consejo de Seguridad en Puerto Asís, desde donde emitió un comunicado informando sobre el paquete de medidas que se adoptarán para tomar el control definitivo de la zona en donde se presenta una grave emergencia ambiental por cuenta del crudo derramado por acciones violentas de los rebeldes.

"En los próximos 30 días llegarán a la región dos batallones de fuerzas especiales del Ejército Nacional, acompañados de helicópteros de asalto aéreo y 10 vehículos blindados. Además, en dos semanas arribarán tres pelotones del Ejército para reforzar la vigilancia en las carreteras y acompañar la movilidad, para seguir protegiendo a los transportadores y a los ciudadanos de a pie, que son los más afectados con las acciones terroristas de las FARC", dijo.

De igual manera informó sobre el refuerzo en el río San Miguel con nuevas unidades de infantería de marina de la Armada Nacional, dos unidades más de overcraft (vehículos que se mueven en tierra y agua) para completar cuatro.

Además se harán reuniones semanales conjuntas en el centro de operaciones de inteligencia y llegarán al departamento más investigadores judiciales y un fiscal antiterrorismo, para darle mayor celeridad a la judicialización de los criminales.

De otro lado se dispondrá de recompensas de hasta 20 millones de pesos (equivalentes a US$10.846) para las personas que den información que sirva para capturar a los miembros de las redes de apoyo al terrorismo (RAT) que están realizando acciones contra la infraestructura.

"Esto es una gran noticia, porque el tipo de violencia que estamos viendo es practicada por personas que están de civil, que se mezclan entre la población y que deben ser judicializadas rápidamente de modo que puedan ser llevadas ante la justicia", explicó el ministro.

Por último, el titular de la cartera responsabilizó a las FARC del derramamiento de petróleo en las fuentes hídricas luego de que miembros del grupo rebelde han obligado a conductores de camiones cargados de miles de barriles de crudo a derramarlo en las carreteras.

"Ellos son quienes llevan a cabo esas acciones que afectan a las comunidades más pobres, ellos son los que generan este 'ecocidio' en el Putumayo. Queremos que el mundo visibilice lo que hacen los terroristas de las FARC, que no sólo afectan a los colombianos sino al mundo, pues este es un bien global", aseveró.

Por último, Pinzón recordó que estos actos violentos de la guerrilla en contra de la infraestructura petrolera afecta el empleo, la generación de ingresos, la posibilidad de tributar y empobrece a la población civil que ha sido la más afectada.