Bogotá. El ministro colombiano del Interior, Fernando Carrillo, reiteró este martes la exigencia de que se levanten las actas reservadas de la Comisión Asesora de relaciones exteriores en el litigio con Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que entregó 75.000 kilómetros cuadrados de mar colombiano al país centroamericano.

"Los colombianos deben saber quiénes son los responsables de este fallo y dispuestos a pedir que se levanten las reservas sobre las actas en este caso específico, y que el pueblo juzgue", dijo el funcionario.

Aseveró que tiene "la conciencia tranquila frente a la historia de que este fallo no es responsabilidad nuestra".

Según el ministro, la medida busca establecer posibles responsabilidades tras el fallo que emitió en noviembre pasado la CIJ, que fue rechazado por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos por considerarlo fuera del derecho.

"El gobierno está trabajando en un documento que contenga una bitácora de todos y cada uno de los hechos desde que se inició el proceso; eso es lo que va a dejar lección para la historia, y saber porqué se produjo el fallo de La Haya", aseveró el ministro.

En la víspera, Santos anunció que se levantarán reservas para establecer responsables por el fallo que emitió la CIJ.

"Si insisten en buscar culpables, entonces lo mejor es que se conozcan las actas. Los colombianos deben conocer quiénes fueron los responsables, por eso pediré que se levante la reserva de las actas”, agregó.

La canciller colombiana María Angela Holguín aseguró que Colombia y Nicaragua mantienen una comunicación fluida con respecto al fallo de la CIJ, que entregó los derechos económicos en aguas sobre el mar Caribe a Managua, en las que ejercía soberanía Bogotá.

Poco después del fallo, Santos anunció que su país se retiraba del Pacto de Bogotá, acuerdo firmado en 1948, el cual reconoce la jurisdicción de la CIJ.