En una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Defensa Rodrigo Rivera presentó su renuncia al cargo luego de "un año de importantes resultados contra el delito".

"Hoy considero, señor Presidente, que debo terminar este período de mi vida y disponerme a explorar nuevas oportunidades de servicio a mi país, razón por la cual le presento renuncia a mi cargo como ministro de Defensa Nacional", dijo Rivera.

La dimisión del ministro de Estado se presenta tras las fuertes críticas que recibió durante su administración, y de acuerdo a versiones preliminares de CNN en español, a los niveles de deterioro en seguridad interna que experimentó Colombia en los últimos meses.

Avances y contundentes golpes a las FARC. Rivera señaló cada uno de los avances en materia de seguridad, así como los contundentes golpes contra las FARC y la baja del jefe de esa estructura alias el ‘Mono Jojoy’.

"Durante estos meses hemos asestado los golpes más contundentes de nuestra historia a la estructura narcoterrorista de las FARC. Libramos a Colombia de quien era el símbolo del terror, alias el Mono Jojoy, y poco a poco, con acciones ofensivas eficaces, hemos diezmado la guardia pretoriana del máximo cabecilla del narcoterrorismo, alias Alfonso Cano, neutralizando uno tras otro los principales criminales que delinquían en el comando conjunto central de esa organización narcoterrorista. En lo corrido de su gobierno (7 de Agosto de 2010 a 23 de Agosto de 2011) hemos neutralizado 3.411 terroristas de las FARC (1.590 desmovilizados, 1.462 capturados y 359 abatidos en combate), en una clara demostración de la ofensiva que ha mantenido toda nuestra fuerza pública contra la que sigue siendo nuestra principal amenaza de seguridad", Señaló Rivera en el informe de gestión que presentó a los medios.

“Podemos decir, sin embargo, que aunque hay un marco general de avances, con retos puntuales en regiones, ciudades y delitos específicos, las buenas cifras aún distan mucho de lo que una sociedad como la nuestra se merece y espera. Es el falso dilema entre realidad y percepción que yo más bien rebautizaría como el contraste entre realidad y esperanzas justificadas de la gente”. Rodrigo Rivera.

Dijo además que durante su gestión logró la una significativa reducción en en los casos de homicidio en 28 de 32 Departamentos, y en el Distrito Capital.

“Podemos decir, sin embargo, que aunque hay un marco general de avances, con retos puntuales en regiones, ciudades y delitos específicos, las buenas cifras aún distan mucho de lo que una sociedad como la nuestra se merece y espera. Es el falso dilema entre realidad y percepción que yo más bien rebautizaría como el contraste entre realidad y esperanzas justificadas de la gente”, dijo al salir al paso a las críticas por su desempeño.

Finalmente, dijo que dejó aprobada y en marcha la Política Integral de Seguridad y Defensa para la Prosperidad, en operación el nuevo modelo de seguridad en carreteras, la orden de comprometer a toda la Fuerza Pública en el combate a las bandas criminales y la política de defensa de la libertad personal que fortaleció los Gaulas.

“Están recibiendo sus últimos retoques los nuevos modelos de seguridad rural, petrolera y fronteriza que dispuso en Abril pasado el Plan Estratégico del Sector. Así mismo, queda en plena ejecución la política de legitimidad basada tanto en el más riguroso respeto por el DIH y los Derechos Humanos como en la nueva Directiva de transparencia contractual en el sector defensa expedida en Enero pasado. También estamos cumpliendo sus instrucciones del pasado 7 de Agosto en el sentido de reorganizar operacionalmente nuestras fuerzas militares, para responder al cambiante desafío narcoterrorista, así como fortalecer la defensa jurídica de los militares”.

Tras el anuncio, Rivera en compañía de la cúpula Militar se desplazó al Palacio de Nariño con el propósito de formalizar su retiro.

Nombramiento de Juan Carlos Pinzón. En un discurso de agradecimiento a Rivera, Juan Manuel Santos nombró al actual secretario General de Presidencia, Juan Carlos Pinzón, como jefe de la cartera de la Defensa, quien ya había ocupado el cargo de viceministro en esa dependencia.

Rivera, quien ocupaba el cargo desde que el presidente Juan Manuel Santos asumió el poder el 7 de agosto del 2010, recibió fuertes cuestionamientos por su gestión al frente de ese despacho.

La dimisión del funcionario podría provocar una reestructuración en la línea de mando de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, de acuerdo con fuentes del gobierno.

* Con información de El Espectador, CNN en Español y Reuters.