Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió este miércoles a la Corte Constitucional “modular” su fallo sobre su decisión de tumbar la segunda declaratoria de emergencia social del gobierno con respecto a la ola invernal.

Aunque se mostró respetuoso de la sentencia del Alto Tribunal, tras su saludo a la Corte, lo conminó a reasumir el estudio de los decretos y modular la sentencia.

Según él, el gobierno perdió “capacidad” para atender la emergencia suscitada por la primera temporada invernal.

El gobierno nacional hará todo lo posible para que el fallo de la Corte Constitucional en relación con la Emergencia Económica, Social y Ecológica, no vaya a afectar a los damnificados por la ola invernal, afirmó este miércoles el Presidente Juan Manuel Santos.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos para que los damnificados no vayan a sufrir las consecuencias”, manifestó el mandatario en Bogotá, durante la puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones de la Penitenciaría Nacional La Picota.

Una vez conocida la decisión del Alto Tribunal, el gobierno del presidente Santos manifestó su total disposición para subsanar vía legislativa, el fallo de la Corte Constitucional.

En este sentido dijo que este miércoles "presentará a consideración del Congreso de la República, con mensaje de urgencia, un proyecto de ley de adición presupuestal por $5,7 billones que garantice los recursos necesarios para atender la emergencia en el año 2011".

Indicó que "las medidas para la generación de Empleo de Emergencia serán incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo que hace trámite en el Congreso de la República".

"El gobierno nacional no ahorrará esfuerzo para garantizar la adecuada y debida atención a los damnificados por la ola invernal”, dijo el Ejecutivo en un comunicado.

Fallo de la Corte. La Corte Constitucional tumbó este martes el decreto que prorrogaba la emergencia social mediante la cual el gobierno buscaba conjurar la crisis derivada por la ola invernal.

De acuerdo con el presidente de la Corte Constitucional, Juan Carlos Henao, los nueve magistrados votaron por la inexequibilidad de la segunda Emergencia Social, Ecológica y Económica porque no hubo motivación suficiente. Según el alto tribunal, no fueron claros los argumentos expuestos por el ejecutivo para pedir la prórroga de la misma, de manera que el decreto que la extendía fue declarado inexequible.

Henao adujo que el Decreto 020 del 7 de enero de 2011 “no tenía la motivación suficiente sobre su necesidad”, como lo exige la Constitución.

Tras la decisión de la Corte Constitucional, perderán todo efecto jurídico los decretos emitidos después del 7 de enero, incluidos los subsidios destinados al consumo de servicios públicos domiciliarios gratuitos para los damnificados, así como las exenciones tributarias y la modificación de las CAR, entre otras medidas.

Tampoco podrán ejecutarse los nuevos planes de reforestación anunciados por el gobierno en las zonas afectadas, ni de reconstrucción o intervención en los colegios privados que terminaron en condiciones no aptas para el desarrollo de clases.

El primero de marzo pasado, la Procuraduría le pidió a la Corte Constitucional tumbar este decreto, argumentando que la norma fue expedida de manera extemporánea.